DESARROLLO COMPETENCIAS DE LOS NIÑOS POR RANGO DE EDAD

1. ¿Cuáles son las experiencias reorganizadoras, características en cada grupo de edad?
Las experiencias reorganizadoras son las que transforman la manera como los bebés o los niños entienden el mundo, fortalecen su comprensión acerca de la realidad y les abren horizontes no previstos. Las experiencias reorganizadoras constituyen una síntesis del conocimiento previo y simultáneamente sirven de base para desarrollos posteriores más elaborados.

Los bebés descubren la permanencia de los objetos
Al finalizar el primer año de vida, ocurre una reorganización radical en el desarrollo de los bebés. Antes de esa revolución, ellos actúan como espectadores de lo que pasa en el mundo, pero de todas maneras sus conductas preferidas son oír, explorar y esperar. Alrededor del noveno mes y hasta el décimo quinto, no sólo exploran y esperan, sino que intervienen y resuelven problemas simples: jalan la cuerda que suelta el sonajero tirado a los lejos en el piso para alcanzarlo; tiran incansablemente los objetos al vacío para verlos caer, con gran desespero de los cuidadores que deben recogerlos; buscan objetos que han desaparecido ante sus ojos. Para decirlo en otros términos, pasan de ser observadores, exploradores y pacientes receptores, a ser sujetos que intervienen con acciones que producen cambios en el medio y sobretodo, son capaces de resolver problemas. Aproximadamente después de los nueve meses los bebés son capaces de resolver problemas, de diferenciar los medios (usar la cuerda para) de los fines (acercar el sonajero que está lejos), de producir lenguaje, de caminar y moverse por sus propios medios, de coordinar las dos manos. Aunque estas capacidades no se pueden relacionar entre sí, se puede afirmar que comparten un aspecto determinante: la idea de un niño que es capaz de actuar, proponer, resolver y ejecutar. Él ya se puede considerar como un ‘sujeto’ productor.

Los niños aprenden el uso social de los objetos
El uso social de los objetos por parte de los bebés constituye otra ‘experiencia reorganizadora’ que permite identificar su entrada a la cultura. Desde antes de cumplir el año, han aprendido a utilizar la cuchara, el balde, el peine, el vaso, o cada uno de los objetos de su entorno, de acuerdo con los usos que la cultura les asigna. Por ejemplo, “llevan la cuchara a la boca” y no sólo la golpean, o la agitan o sacuden, como hasta el momento lo hacían. Este cambio se da gracias a un aprendizaje, a una apropiación del mundo de los “usos”, generando así el uso social de los objetos que llevará a los niños a la construcción del símbolo, que permite el lenguaje y la capacidad de representar, propia del juego simbólico, otra de las experiencias reorganizadoras extraordinarias.

El niño lee la mente de los otros

Los niños son capaces de reconocer las emociones de los otros y de entender que ellas pueden ser el resultado de ciertos acontecimientos, por ejemplo, dicen: “está contento porque recibió un regalo”. Igualmente, comprenden que las emociones pueden ser la causa de ciertas
acciones, por ejemplo, “está triste porque está castigado por morder a un compañerito cuando estaba enojado”. La capacidad de planificar y anticipar las situaciones está ligada con la posibilidad que tienen de distinguir que sus actos tienen consecuencias que serán definitivas en sus planes y en su inserción exitosa en el entorno.

Los niños que formulan hipótesis

Otra ‘experiencia reorganizadora’ por excelencia, que aparece desde los tres años, o incluso antes y que se desarrolla ampliamente en los años siguiente para comprender la ironía, la metáfora, las analogías o comparaciones entre situaciones similares y el funcionamiento de las cerraduras de las puertas. Para tratar de entender, establecen relaciones entre sus partes y algunas veces verifican o intentan comprobar esas hipótesis para sacar conclusiones.

2. ¿Cuáles son las competencias desarrolladas en cada rango de edad?

DE LOS BEBÉS: 0 a 1 AÑO
A las pocas horas de nacer, los bebés imitan los gestos que el adulto les hace, como sacar la lengua. Esta imitación permite afirmar que ellos parecen tener “una tendencia natural a orientarse hacia sus semejantes”. A las pocas semanas de nacidos, los bebés se defienden ante el objeto que se les acerca. Lo más notable quizá es saber que el aire que se desplaza guía esa conducta, pues sirve de indicio o señal para anticipar la proximidad y el desplazamiento del objeto. Desde los tres meses aproximadamente, las manos
y los movimientos que se pueden hacer con ellas son un objeto de interés. Pueden pasar largos ratos mirándolas y aún más, si el cuidador o cuidadora juega con ellas. Ellos muestran el mismo interés y entusiasmo cuando en la cuna se les ponen móviles que intentan alcanzar. Hacia los cuatro meses, los bebés ya no sólo observan y tratan de alcanzar el móvil, sino que empiezan a tratar de relacionar sus propias acciones con las del objeto.
No es menos notable que los bebés pueden distinguir y agrupar rítmicamente los sonidos del lenguaje porque son muy sensibles a las variaciones temporales, a la duración de los segmentos del habla, al alargamiento de las sílabas y a las pausas y variaciones de la voz.

Resumen:
Algunas de las experiencias reorganizadoras en el primer año de vida son:
 El intercambio comunicativo que implica diferenciar en la interacción el “Yo”, el Tú”y el “Él”.
 Reconocer la permanencia de los objetos, es decir, que éstos siguen existiendo a pesar de que estén fuera de su campo visual.

LOS NIÑOS: 1 A 3 AÑOS

Grandes transformaciones están iniciadas y otras apenas están comenzando cuando los niños cumplen su primer año. Están en el tránsito de aprender a caminar, o lo hacen desde hace poco y esto significa que están en plena conquista del mundo. Antes, las cosas debían venir hacia ellos, ahora ellos pueden desplazarse y tomar posesión de las cosas. Empiezan un lento y largo trayecto hacia la autonomía. Ya no siempre esperan, o simplemente atienden, ahora pueden movilizarse, coger agarrar, alcanzar y en esa práctica crean nuevos hechos, nuevas relaciones, nuevos sentidos. Una manera de decirlo es que consolidan la apropiación del mundo con la exploración y manipulación de nuevos y variados objetos.
Otra evolución está enfocada en los cambios que hacen para transformarse de ‘espectadores’ en ‘ejecutores’. Empiezan a coordinar sus dos manos, lo que los habilita para ‘poder hacer- y -resolver’. Coordinarlas significa un enorme poder debido a que cada mano puede cumplir un papel distinto, que les facilita increíblemente la vida. Organizar las manos en secuencias de acción, apoyarse en una mano, para derribar con la otra un obstáculo y lograr acercarse para agarrar el objeto de manera precisa, algo que poco antes representaba varios intentos fallidos y procesos de corrección hasta lograr su propósito, son ahora pasos importantes en el camino de organizar secuencialmente las acciones en el mundo. Los niños descubren que para lograr una meta necesitan ejecutar varios pasos, emplear diversos medios y esto es logro de las competencias del ‘poder hacer’.

Competencias sobre las funciones y los usos de los objetos
 Identificar los objetos según sus funciones y usarlos en relación con ello, mostrar el dominio de los usos y en esa medida, extender el uso experto a otros objetos similares y diferentes, da cuenta de las competencias de los niños.
 Igualmente puede decirse que son competentes cuando muestran la capacidad de utilizar los objetos como instrumentos en la consecución de una meta.
 La cuchara es uno de los primeros instrumentos que ellos pueden usar y por esa vía la incorporan como herramienta en varias de sus actividades: con ella comen, recogen arena, la golpean y producen sonidos, la usan como palanca, etc.; de ahí se deriva buena parte de su valor.
 En las actividades ‘que usan algo para’ a partir de ideas, rápidamente logran hacer generalizaciones de un objeto a otro y de una experiencia a otra y de esta manera empiezan a transformar su entorno. El descubrimiento de los objetos como herramientas consolida la competencia del niño en sus intercambios con el mundo, introduciéndose en él y entendiéndolo.

Competencias emocionales y adaptación al entorno social

 A partir de los doce meses las emociones de los niños se diversifican, se amplían, se matizan y exteriorizan a medida que van creciendo. Son capaces de manifestar sus sentimientos de placer cuando hacen lo que quieren y de frustración cuando no lo logran.
 Inician el camino hacia la autonomía y a su vez hacia la regulación de sus emociones o “control emocional”. Ellos van adaptándose a la forma como encajan esas emociones en su entorno, así los padres y cuidadores pueden entender mejor estos años y tener estrategias claras para aceptarlas, responder a ellas y acompañarlos en este nuevo trayecto.

Algunas competencias a partir de la formación del símbolo

 La imitación diferida permite a los niños evocar o re-presentar una acción o un evento en ausencia de la situación en que fueron percibidos.
 El juego simbólico les permite utilizar y re-crear los objetos con los cuales han tejido una relación para usarlos de otra manera y con nuevos propósitos.
 El dibujo les permite re-construir el mundo y comunicarlo en ausencia de los contextos, a través de la coordinación entre los grafos y sus re-presentaciones de los objetos, las personas o los eventos.
 La expresión artística y la creatividad tienen su fuente en la expresión de sus emociones y en el dominio del saber sobre el mundo.

Competencias como la de auto nombrarse

 Auto nombrarse con el YO implica una competencia que muestra la capacidad lingüística y cognitiva de ser simultáneamente actor y observador, se nombra a sí mismo y toma posición respecto a su ‘hacer’.
 Cuando el niño se nombra YO lo hace en relación a quien le habla, que lo trata de TÚ, por eso se dice que el YO no existe sin el TÚ.
 La conciencia de que tiene un nombre propio permite fortalecer su identidad y sentir una individualidad segura en un mundo social.
 Ser actor y observador son estados que permiten un desdoblamiento en el cual el niño al mismo tiempo que piensa y habla sobre sí mismo, puede expresar sus deseos y sentimientos y reconocer los mismos estados mentales en los demás.

Competencias de los niños que conquistan el mundo

A diferencia de cuando eran bebés, ahora como caminantes, los niños van en busca del mundo, actúan sobre el y lo transforman con sus acciones. Son capaces de:
 Organizar la coordinación de sus manos para manipular los objetos, distribuyendo las tareas entre las dos manos y de resolver problemas con ellas.
 “Nombrar” objetos, al tiempo que los señalan para asegurar sobre qué están hablando.
 Expresar y comunicar de manera explícita sus deseos, indicarle al cuidador qué es lo que quieren, mediante el uso del lenguaje.
 Descubrir y usar de manera frecuente el “No” como la posibilidad de anular una acción que aún no se realiza.
 Resolver problemas simples utilizando una secuencia de pasos entre el inicio de sus acciones y el fin de las mismas.
 Organizar el mundo a partir de “categorías” o “clases de objetos” utilizando como criterios su función o su uso.
 Generalizar acciones – “desplazar, echar en, cerrar, abrir, hacer sonar” – a diversos objetos.
 Imitar, entender y producir algunos juegos del lenguaje con base en sus diferentes significados.
 En el uso del lenguaje, son capaces de referenciarse ellos mismos, usan el yo, pero también el mío o el mí.

LOS NIÑOS: 3 A 5 AÑOS

Relacionarse con los otros Moviliza las competencias y favorece la regulación del comportamiento

 Entre los cuatro y los cinco años los niños enfrentan el desafío de desarrollar su capacidad para relacionarse con los otros y regular sus propios actos.
 Los niños son cada vez más hábiles para anticipar y adoptar los puntos de vista de otras personas y para comprender ciertas categorías “sociales” en diversas situaciones del contexto.
 El juego cooperativo entre pares ocupa un papel relevante en este camino porque la interacción con otros niños de la misma edad y la adopción de múltiples roles, favorece la definición de su personalidad, el crecimiento de su auto-estima, el fortalecimiento de sus valores y la formación de un criterio propio.
 A través de las relaciones de amistad con niños de la misma edad, la capacidad para controlar sus emociones se incrementa.

Competencias de los niños a esta edad ‘saber que saben’ y ‘pensar lo pensado’

 Un momento muy importante en el desarrollo es cuando los niños pasan de saber, a ‘saber que saben’ y a ‘pensar lo pensado’.
 Este paso sintetiza una conquista crucial: se trata de un saber cómo producción y vigilancia del modo de producir conocimiento.
 Es la fórmula más cercana a la definición de competencias como capacidad general o recurso del funcionamiento cognitivo.
3. ¿Qué sugerencias de intervención directa de los agentes educativos encuentra en el texto para potenciar el desarrollo en cada rango de edad?
Una de las estrategias o sugerencias mencionadas es la atención diferencial a la primera infancia donde se tiene en cuenta los derechos de los niños, la constitución del 1991, ley de infancia y adolescencia entre otros se debe tener en cuenta los ejes:
eje 1: la protección de la vida
• componente 1 : el inicio de una vida digna
• componente 2 : ciudad protectora para niños, niñas y adolescentes
• componente 3 : seguridad alimentaria
eje 2: la generación de escenarios propicios para el desarrollo
• componente 4 : relaciones propicias para el desarrollo
• componente 5 : ambiente amigo de niños, niñas y adolescentes
• componente 6 : niños y niñas a la escuela: adultos al trabajo
eje 3: condiciones para el ejercicio de la ciudadanía
• componente 7 : actores de sus propios derechos

4. Desde su experiencia, ¿Que sugerencias puede añadir o proponer para promover el desarrollo de los niños?

Contextualizar para cada edad cada una de las actividades que se desarrollan dentro del espacio educativo significativo de manera que todos los niños y niñas participantes se sientan parte importante de la misma, así se disminuye la desigualdad social; porque empezamos a trabajar la etapa más importante del desarrollo del ser humano. Lo cual genera una mejora que le permite una permanencia en el sistema educativo y un impacto positivo en los procesos sociales y culturales.

5. ¿Qué estrategias han implementado para vincular a la familia a las actividades planeadas desde su quehacer?

Como inicio tenemos claro que la familia es el pilar de nuestra sociedad y que es allí en donde debemos empezar a canalizar esfuerzos para que nuestros niños y niñas crezcan y se desarrollen dentro de un entorno saludable que les permita potencializar todas sus competencias. Es por ello que vinculamos a la familia en todas las actividades creadas y que luego se desarrollan con los niños, comprometiéndolos en su desarrollo y haciéndolos actores participativos del mismo.

6. ¿Cuáles son las principales dificultades en el trabajo de atención directa con cada rango de edad?

Una problemática general es el hecho de que la atención se presta al mismo tiempo a todos los niños independientemente de su edad, así que a la hora de desarrollar los diferentes encuentros en muchas ocasiones se presenta la dificultad por parte de los docentes de manejar grupos tan heterogéneos.

7. Desde su experiencia, ¿Cuáles son las actividades preferidas por los niños en cada rango de edad?
Desde nuestra experiencia las actividades preferidas por los niños son los juguetes los cuales deben responder tanto a la edad como a las necesidades del niño. Si además quieres estimular un área en concreto como el movimiento, el lenguaje, la creatividad o la memoria, debes tener en cuenta qué objetivos trabaja el juguete.

A continuación encontrarás un listado de juguetes clasificado por edades. Excepto en el primer año de vida, donde se ha dividido el listado en dos períodos de 6 meses, el resto de la clasificación engloba un año completo.

Con esta lista, se ha intentado abarcar todo tipo de juguetes: de distintos precios, que trabajen distintas áreas, de juego individual, compartido, de actividad, de mesa, etc. La selección de los mismos depende de los intereses de tu hijo, del tipo de juguetes que ya tenga y de lo que pretendas incentivar.

Para facilitar la búsqueda se ha seguido un criterio para situar los juguetes; por ello, al principio del listado de todas las edades, aparecerán siempre los juguetes que requieren movimientos bien con todo el cuerpo bien con las manos. A continuación, aparecen los juguetes más tranquilos y de juego individual. Los juguetes con los que el niño no puede jugar sólo y que además fomentan determinados aspectos de manera lúdica aparecerán al final de las listas.

La clasificación es orientativa, por ello observarás que en ocasiones aparecen los mismos juguetes en diferentes edades; el niño no responde de forma fija a las divisiones por edades y además, los mismos juguetes cumplen distintos objetivos conforme van creciendo. El juguete es el mismo, pero el uso que le da el niño se ha modificado.

Listado de juguetes

Desde el nacimiento hasta los 6 meses:

Se puede pensar que a esta edad todavía no podemos trabajar movimientos, sin embargo ya se están potenciando puesto que el niño coge y manipula todos estos juguetes. Es conveniente que sean adecuados a su tamaño, no tóxicos y con texturas agradables. Es importante que estén elaborados con materiales resistentes, ya que tienden a arrojarlos al suelo de forma sistemática, con colores llamativos y fáciles de limpiar

Los juguetes deben estimular todas las áreas relacionadas con “sus sentidos” (ver, oír, tocar, “chupar”), ya que es a través de ellos como conocen el mundo que les rodea. Con estas actividades inician la relación con los objetos, etapa fundamental en su desarrollo.

Juguetes que cumplen los requisitos anteriores son:

Sonajeros, manoplas y calcetines con sonido.
Carruseles musicales.
Peluches con sonido.
Móviles de cuna.
Mordedores.
Muñecos de goma.
Cadena de muñecos ensartados en una goma que se sujetan a la silla de paseo.

De los 6 a los 12 meses:

El niño comienza a sentarse, gatear e incluso empieza a ponerse de pie con ayuda (en ocasiones, dan sus primeros pasos). En estos meses, predomina el área de movimiento, aunque no deben olvidarse las áreas anteriores.

Los juguetes más adaptados a sus necesidades serían:

Andadores.
Pequeño gimnasio de actividades.
Alfombra de actividades.
Pelotas sonoras o luminosas.
Pelotas pequeñas blandas.
Tentetiesos.
Pequeños columpios para sujetar en las puertas.
Peonzas grandes.
Juguetes suaves (tela o peluche) que se desplazan, emiten sonidos, luces…
Juguetes de plástico para la hora del baño.
Muñecas de trapo.
Encajables grandes (por ejemplo, series de cubos de distintos tamaños que encajan unos en otros y sirven también para apilarse, o pirámides de anillas).

De los 12 meses a los 2 años:

Correpasillos.
Arrastres.
Tableros de actividades.
Pelotas.
Pequeñas sillitas.
Encajables grandes para comenzar a hacer pequeñas construcciones.
Juguetes para encajar figuras.
Cubos y palas.
Juguetes para el baño.
Platos y cucharas de plástico.
Teléfono de juguete.
Coches, camiones, etc.
Muñecos y peluches.
Juguetes suaves (tela y peluche) que se desplazan, emiten sonidos, luces.
Libro de imágenes simples en cartón duro o tejidos plastificados.
Cuentos con texturas y sonidos.

De los 2 a los 3 años:

Correpasillos y triciclos.
Carretilla.
Cubo, pala y rastrillo.
Cochecito de muñecas.
Banco de carpintero.
Construcciones y encajes de formas sencillas.
Rompecabezas de piezas grandes.
Juguetes con códigos de colores (llaves grandes de colores que abren la puerta del mismo color).
Juegos de asociaciones sencillas (colores y formas).
Juguetes más complejos, con personajes, etc. donde ellos puedan comenzar a imaginar y crear sus propias historias.
Libros de imágenes grandes.
Cuentos interactivos donde deban apretar algún botón cuando aparece un dibujo, etc.
Cassette con micrófono.
Grabaciones de canciones y cuentos.
Juguetes para emitir sonidos como tambores, guitarras, etc.
Peluches/muñecos con sonido, canciones, o cualquier otra actividad.
Muñecas con vestidos.
Accesorios para jugar con las muñecas.
Títeres
Juguetes de imitación de la vida diaria (batería de cocina, médicos, etc.)
Plastilina.
Lápices de colores.
Pintura de dedos.
Pizarra.

De los 3 a los 4 años:

Bicicleta con ruedines.

Coches de pedales.
Canasta pequeña de baloncesto.
Juego de bolos de plástico.
Banco de carpintero.
Arquitecturas de encajes.
Coches, camiones, etc.
Tren.
Casita de tela.
Juguetes y muñecos para montar y desmontar.
Muñecos.
Cochecito y accesorios para las muñecas.
Muñecos pequeños de plástico que simulen acciones.
Vestidos de muñecas con botones grandes y corchetes.
Vestidores.
Títeres.
Cacharritos de cocina y utensilios de distintos oficios.
Equipo de limpieza.
Pizarra.
Libros con historias cortas y dibujos.
Disfraces.
Puzzles fáciles.
Ensartables (bolas y objetos para enhebrar).
Lápices de colores y ceras.
Libres sencillos para colorear y/o con pegatinas.
Plastilina (con moldes, sin ellos, con juegos ya preestablecidos, como hacer comidas con plastilina, etc.).
Juguetes para hacer burbujas.
Inicio en juegos “tranquilos” donde se deba cumplir un objetivo (por ejemplo, pescar un patito, coger ropa a un personaje…).
Dominó de colores y formas.

De los 4 a los 5 años:
Bicicleta con ruedines y accesorios
Diana con pelotas pequeñas con velcro.

Juego de tenis con pelota sujeta a una goma y otros juegos de deportes adaptados.
Disfraces.
Pinturas de maquillaje.
Juguetes de oficios y actividades de adultos: Cajas de herramientas, de enfermera, médico, etc.
Juegos de construcciones.
Rompecabezas.
Pizarra.
Pinturas, pinceles, acuarelas, estuches…
Pupitres infantiles.
Plastilina y moldes.
Libros para colorear y de pegatinas.
Cartones de coser con lana.
Plantillas de figuras para dibujar.
Juego de hacer burbujas.
Juguetes y muñecos para montar y desmontar.
Casa de muñecas y muñecos pequeños que simulen acciones.
Teatro de marionetas y títeres.
Juegos de tiendas: caja registradora, etc.
Accesorios para simular actividades domésticas: cocinitas y alimentos de plástico, plancha y tabla para planchar.
Garajes y cochecitos, coches de bomberos,…
Trenes con vías.
Juegos de organizar: pueblos, garajes, ciudades, granjas, etc.
Caleidoscopio.
Juegos de memoria visual.
Dominó de colores y formas sencillas.
Juegos de mesa competitivos: parchís, oca, inicio en juegos de cartas….
Juegos de habilidad como por ejemplo colocar objetos en el juguete sin que se caigan, meter piezas en ranuras con cuidado, etc.

De los 5 a los 6 años:

Bicicleta y accesorios para la bicicleta.
Patines.
Patinete de 3-4 ruedas.
Accesorios deportivos: Balones, raquetas, canastas, etc.
Cuerda para saltar.
Canicas y circuito para canicas.
Juegos de tricotar.
Arquitectura de piezas pequeñas.
Construcciones de casas y castillos.
Cocinitas y vajillas infantiles.
Mecano de piezas grandes.
Vehículos en miniatura.
Garajes.
Coches teledirigidos.
Juego de autopista con accesorios.
Trenes con vías.
Recortables y tijeras con punta roma.
Lápices de colores, pinturas, pinceles, acuarelas, rotuladores, etc.
Libros para colorear y/o con pegatinas.
Libros de actividades infantiles adaptados a su nivel.
Plantillas y moldes para dibujar y modelar.
Muñecos articulados y complementos.
Casa de muñeca y muñecos pequeños.
Títeres.
Cajas organizadoras con distintos compartimentos para recoger sus juguetes.
Todo tipo de disfraces y cajas de maquillajes.
Juegos y accesorios de exploradores (prismáticos, linterna, walky-talky,..).
Juegos de tiendas, médicos,…
Accesorios para simular actividades domésticas: cocinitas, limpiezas,…
Microscopio infantil.
Reloj de juguete.
Grabaciones de cuentos y canciones.
Libros de historias cortas e ilustradas.
Rompecabezas.
Juegos de memoria visual.
Dominó de imágenes, números y asociaciones.
Juegos de mesa sencillos: parchís, oca…
Lotos de asociación.
Si seleccionan juguetes electrónicos “de moda”, piensa que como mínimo deben saber leer para poder utilizarlos adecuadamente.

Por último, debes tener en cuenta que regalar cuentos, con independencia de la edad del niño ya que si son muy pequeños se les puede leer, es además de un estupendo regalo una manera perfecta para fomentar su interés por la lectura.

PROCESO DE FORMACIÓN AGENTES EDUCATIVOS
DESARROLLO INFANTIL Y COMPETENCIAS EN LA PRIMERA INFANCIA
DISEÑO DE UN ESPACIO EDUCATIVO SIGNIFIATIVO
FECHA 08-06-10 DEPARTAMENTO TOLIMA MUNICIPIO IBAGUE
INSTITUCIÓN FUNIMEDES PUBLICA X OTRA
NOMBRE COMPLETO KELLY TRUJILLO
DIANA GONZALEZ
DIANA PITA
ISABEL DESGADILLO DOCUMENTO DE IDENTIDAD 28540418 TELEFONO
CARGO COORDINADORAS – PSICOLOGA COMUNITARIO FLIAR X INSTITUCIONAL

NUMERO DE NIÑOS 10 RANGO DE EDAD 3-6

PROPÓSITO: Desarrollar en el niño habilidades de manejo corporal que contribuyan a la expresión de emociones
DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN PASOS DE LA SITUACIÓN EXIGENCIA QUE LA SITUACIÓN DEMANDA A LOS NIÑOS

RONDA EL OSO SUBIO A LA MONTAÑA

PASO 1: Invitación a una ronda

Se dice a los niños del grupo que se va a realizar una ronda y que se quiere que ellos participen.
Comunicación:
- Atención
- Escucha activa

PASO 2: Formar la ronda
Invitación a que los niños se coloquen de pie y se organicen formando un circulo

Comunicación:
- Atención
- Escucha activa
Comprensión de la forma geométrica del circulo

PASO 3: Reglas e instrucciones de juego
Se explica a los niños que la docente les va a decir que deben hacer y ellos la imitaran. Que deben permanecer en el círculo.
Concentración
Atención
comprensión
Obediencia en cuanto al seguimiento de instrucciones
PASO 4: Historia del oso
Se les cuenta a los niños que había un oso que fue a la montaña y querían ver lo que hacían los niños, entonces por eso ellos debían hacer lo que la docente decía. Escucha activa
comprensión
PASO 5: Orden de inicio
La docente dice: vamos a cantar y a ver el oso que veía que hacían los niños. Atención
Seguimiento de instrucciones
PASO 6: Invitación al niño a realizar diferentes conductas Cantar e imitar
A través de la canción se darán diferentes órdenes de movimientos y expresiones corporales que se asocian con las emociones.
- Cantar
- Saltar
- Gritar
- Llorar
- Reír
- Abrazar - Imitación
- lenguaje; expresión verbal
- Asociación de estímulos
-Comprensión
-Habilidad motora
-Seguimiento de la secuencia y el ritmo de la canción
- Interacción social
- Desarrollo corporal grueso
- desarrollo sociafectivo, capacidad de imitar las conductas que implican contacto con el otro.

PASO 7: Fin de la ronda
A través de la canción se da la orden de sentarse y terminar la ronda. Escucha activa
Comprensión
Seguimiento de instrucciones

EL OSO SUBIO A LA MONTAÑA

META A LA QUE DEBE LLEGAR: imitar diferentes situaciones asociando emociones con expresión corporal.
PUNTO DE PARTIDA: Los niños no se integran; se muestran muy tímidos y apegados a su figura cuidadora durante las actividades que se realizan en los encuentros.
OBSTACULOS PARA LLEGAR A LA META: Ansiedad de separación del cuidador, temor expresarse
ALTERNATIVAS PARA ALCANZAR LA META: Realizar actividades de integración con mayor frecuencia.

About these ads

Acerca de dianitapsi

profesional en psicologia
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s